Como hemos ido comentando en los artículos anteriores, el yoga es una combinación de mente y cuerpo, por lo tanto los beneficios que conseguiremos siempre serán tanto mentales como físicos.

Es por ello por lo que nos encontramos con los siguientes efectos positivos, que surgen de la combinación de mente y cuerpo:

 

 

Existe una mejora del sistema digestivo, gracias a la estimulación que se produce en los órganos abdominales.

La práctica de yoga dos veces por semana, nos va a ofrecer múltiples beneficios para nuestro organismo.

Gracias a que el ejercicio físico de yoga, se una con la meditación, nos va a proporcionar una mejora en la capacidad intuitiva sin hacer un sobreesfuerzo. Este estado se llega a alcanzar en el momento en el que llevemos una práctica de yoga y de la meditación de forma interrumpida. Nos va a resultar fundamental para la toma de decisiones y el manejo de situaciones diarias.

Debido a que el ser humano es una combinación de cuerpo, mente y espíritu, esto hace que si en algún aspecto existe una irregularidad, afecte al resto. El yoga además de fortalecer los músculos, gracias a sus técnicas de respiración nos ayudan a liberar estrés, lo que se traduce en una mejora del sistema inmunológico.

Mediante la respiración pausada y rítmica, conseguiremos que el cuerpo y la mente se oxigenen, mejorando de esta forma la circulación sanguínea.

Comentarios

0 Comentarios

Escribir comentario