Como bien sabemos el saludo al sol está compuesto por unas doce posturas distintas. Tiene numerosos beneficios al igual que el resto de posturas de yoga. Nos ayuda a perder grasa abdominal, a perder calorías y a mejorar la flexibilidad en lo que a la columna vertebral se refiere. Las posturas por las que está compuesto el saludo al sol son:

 

 

TADASANA: empezamos de pie, con los pies y las piernas juntas, a la vez que tenemos la columna totalmente estirada y relajada. Debemos inspirar y expirar con las palmas de las manos juntas y mantenerlas a la altura del pecho, presionando suavemente. Debes de llevar el mentón hacia el pecho, para que de esta forma conseguir estirar las cervicales. Una vez hecho esto, exhalamos.


URDHVAHASTASANA: tenemos que conseguir inspirar hasta llenar bien nuestros pulmones a la vez que estiramos bien los brazos hacia arriba y arqueamos suavemente hacia atrás la espalda. Debes mantener en todo momento las palmas de las manos juntas y tener cuidado de no arquear demasiado tu espalda.


UTTANASANA: cuando exhalemos soltamos todo el aire, mientras estiramos el cuerpo hacia delante, intentando colocar las manos junto a los pies. No debemos forzar, sino que quien consiga llegar, fenomenal y quien no, no pasa nada.


ARDHAUTTANASANA: inhalamos mirando al frente, a la vez que elevamos el torso hasta la mitad. Debemos mantener en todo momento la espalda recta.


CHATURANGA: hay que mantener en todo momento la columna vertebral y las piernas en línea recta, apoyando nuestro peso sobre las manos y los pies. Tienes que conseguir mantener el abdomen firme y retener el aire durante unos 2 segundos aproximadamente.


URDHVAMUKHASVANASANA: estiraremos los brazos mientras inhalamos y arqueamos suavemente la espalda, llevando la cabeza hacia arriba. Debemos de tener cuidado a la hora de arquear la espalda.


ADHOMUHASVANASANA: mientras que llevamos todo nuestro cuerpo hacia atrás iremos exhalando a la vez que apoyamos las plantas de los pies en el suelo. Hay que conseguir doblar la espalda, pero siempre manteniéndola en una posición en la que permita que estés cómoda.


ARDHAUTTANASANA: debemos inhalar mirando al frente, a la vez que elevamos el torso hasta la mitad. Debemos mantener en todo momento la espalda recta.


UTTANASANA: cuando vayamos a exhalar, debemos soltar todo el aire, mientras estiramos el cuerpo hacia delante, intentando colocar las manos junto a los pies. No debemos forzar.


URDHVAHASTASANA: tenemos que estirar los brazos hacia arriba y por encima de nuestra cabeza mientras que inhalamos. Doblaremos suavemente nuestra espalda hacia atrás desde la cintura. Como bien os he dicho antes, siempre que doblemos la espalda, debemos de tener mucho cuidado.


TADASANA: exhala, terminando de nuevo en la postura inicial, la postura de la montaña con las palmas de las manos juntas en nuestro pecho.

Comentarios

1 Comentario

Andrea

Andrea

Muchas gracias por el post!! Lo tendré en cuenta en mi práctica!

Escribir comentario